Opinión: Materias Primas al alza

“En el último año ha habido un crecimiento sin precedentes para las materias primas. La crisis del Covid-19 se llevó por delante los precios de los principales recursos básicos, al paralizar la demanda durante varios meses por los confinamientos que se decretaron a lo largo de todo el mundo.

La esperanza de que las vacunas traerían de vuelta la normalidad tras la crisis del Covid, con un aumento de la demanda de activos cíclicos asociado, está detrás del repunte. Sin embargo, no es el único argumento a favor de las subidas; el uso del transporte marítimo para mover material sanitario también ha contribuido a los avances, multiplicando por más de 3 veces el precio de los fletes en las principales rutas que se utilizan para el comercio mundial, incluso las últimas noticias indican una nueva subida en el mes de Junio.

Los precios de las materias primas han experimentado fuertes subidas en lo que va de año, lo que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que las “commodities” (bienes básicos) se encaminen a un “superciclo” alcista, un periodo prolongado y sostenido de encarecimiento. 

En la actualidad estamos viviendo un periodo de escasez en el mercado de las materias primas y en consecuencia, aumentos exponenciales de los costes de las mismas. Esta situación es realmente excepcional, de la cual hace más de 5 años que no se vivía algo similar.

Ante esta situación, nuestros proveedores nos indican que no es posible respetar los precios de los contratos de compra, y que todo lo previsto debe ser revisado, dada la falta de suministro de materias primas. De hecho, la situación llegó a ser crítica, con serio riesgo de que existiera un desabastecimiento global, que desemboque en problemas de suministro. Buena parte de ello proviene del hecho que China represente una fuente importante de demanda de materias primas, y el autoconsumo de muchos países exportadores.

A día de hoy no se vislumbra un final cercano a esta tendencia alcista, lo que implica un riesgo evidente a la hora de realizar las compras, dado que el stock inmovilizado puede sufrir variaciones de precio muy importantes, tanto al alza, como a la baja, si la tendencia en los precios de la materia prima sufriese una desaceleración como se predijo en el mes de Marzo. ”